Inicio > Apple > Los secretos de Apple quedan al descubierto

Los secretos de Apple quedan al descubierto


La batalla legal contra Samsung permitió que documentos y testimonios sobre el accionar de la empresa salieran a la luz. El cofundador Steve Jobs abogaba por elsecretismo

En el juicio por las patentes que enfrenta a Apple con Samsung, la batalla jurídica ha sido hasta ahora lo de menos. Resulta mucho más interesante la oportunidad única que brinda el proceso judicial de poder escudriñar en la trastienda de un gigante como Apple.Durante años, la compañía de Cupertino no fue sólo una de las empresas más exitosas del mundo, sino también una de las más cerradas, como pocas. El departamento de diseño parece una instalación de máxima seguridad donde ningún trabajador comenta a otro en qué trabaja y cada producto es un gran misterio hasta que es presentado oficialmente al público.

Así lo dirigía todo su fundador Steve Jobs, obsesionado con el secretismo. Pero el proceso judicial por las patentes contra Samsung está sacando a la luz uno tras otro los secretos de Apple y, de paso, desmontando algunos mitos.

Ahora la opinión pública puede ver 100 páginas de imágenes de prototipos de iPhone e iPad. Se puede observar cómo se esforzaban y luchaban los diseñadores de Apple para darle la forma definitiva al aparato.

Se sabe que a los directivos de la empresa les gusta hacer cuestionarios a los clientes, en lugar de imponer de forma arrogante aquello que consideran correcto. Y el grupo es verdad que pensó en un iPad más pequeño antes de que Jobs declarase “muertos antes de nacer” aparatos de un porte menor.

Las informaciones proceden de una gran cantidad de material que Apple tuvo que suministrar a Samsung durante el proceso. Sólo de Steve Jobs hay más de 2.000 emails, lo que en opinión de los abogados de los surcoreanos es muy poco. Esos correos han pasado a formar parte de las pruebas del proceso, que en Estados Unidos generalmente se pueden consultar por la opinión pública.

Las partes intentaron que los documentos fueran declarados confidenciales, pero fracasaron ante la jueza Lucy Koh y a petición de la agencia de noticias Reuters. Con las informaciones precisas de Apple solicitadas, Samsung quiere demostrar que su rival estadounidense también sigue los pasos de la competencia y que el iPhone y el iPad también se inspiraron en ideas de diseños de otros.

Hasta la fecha este argumento tan sólo ha podido ser demostrado de forma relativa. Las primeras miradas han favorecido más bien a Apple. Cuando el diseñador Christopher Stringer (que compareció con pelo largo y traje claro) relató al jurado cómo su equipo hace malabares en la “mesa de la cocina”, da la impresión que transmite la marca: “cool”, algo moderno y novedoso.

Y los numerosos prototipos de iPhone descartados dan más bien la sensación ser una muestra del esfuerzo infatigable de los diseñadores por conseguir el objeto perfecto que de tratarse de un arcón de ideas foráneas robadas.

Además, ofrecieron la posibilidad de decir a Stringer durante el proceso la hermosa frase de que los diseñadores supieron de inmediato que habían llegado al diseño definitivo del iPhone porque sencillamente era el más bonito.

Los secretos sacados a la luz son el precio que Apple paga para rebatir la acusación de que ha robado ideas. Y eso lo debió saber también Jobs, que rodeaba todo de secretismo, pues finalmente estaba claro desde el principio que al menos Samsung iba a tener acceso a la vida interna de Apple.

A su vez, tampoco desencaja con el rumbo que ha emprendido el actual jefe de la empresa, Tim Cook, quien asumió el mando tras la muerte del fundador de Apple. Aunque apenas lleva un año al frente de la empresa, Cook ya ha dejado claro que está a favor de una mayor apertura. La empresa reaccionó a las acusaciones de las malas condiciones de trabajo en China entrando en una organización controladora independiente y publicando la lista de sus suministradores.

El secretismo se mantiene inalterable, sin embargo, sólo en los nuevos productos. En la sala del juicio, el jefe de marketing, Phil Schiller se negó a responder a los abogados de Samsung sobre el diseño del nuevo iPhone que se presentará en unos meses. Y por ello, se sigue sin saber si las imágenes aparecidas en la red sobre el presunto nuevo iPhone 5 son verdaderas o falsas.

Categorías:Apple Etiquetas: , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: